Zona de ataque a familia LeBarón es vigilada por la DEA

Baja California, Chihuahua y Sonora son considerados por la Agencia para el Control de Drogas (DEA) como un punto rojo para el narcotráfico, por lo que lo vigila de cerca.

Fue justo entre el límite de Sonora y Chihuahua donde la familia Lebarón fue atacada, dicha familia tiene doble nacionalidad, dejó como saldo a seis niños y tres mujeres sin vida.

«(El cártel de) Sinaloa explota rutas bien establecidas en Arizona y ha perfeccionado los métodos de contrabando para abastecer redes de distribución de drogas ubicadas en todo Estados Unidos. El estado mexicano de Sonora, es el hogar de plazas clave para el tráfico de drogas, que son controladas por (el cártel de) Sinaloa», se lee en su propuesta presupuestal para el 2020 de la DEA

Incluso, unas de sus oficinas están en Nogales, Sonora y Ciudad Juarez, Chihuahua.

La DEA reconoce que «a medida que continúa ganando el control de corredores y rutas adicionales de tráfico de drogas en Sonora y la vecina Baja California»

EN 2020 planea tener a 767 agentes en esa zona y un presupuesto de 254 millones de dólares.